Punto de encuentro para el que busca la Luz, su esencia, su sexto sentido. Es para quien siente la inquietud de crecer y despertar su consciencia. Inquietud por encontrar la espiritualidad intrínseca que tiene por naturaleza y su expresión en la vida y más allá de lo que ven nuestros sentidos físicos y nuestras estructuras adquiridas y aprendidas.

martes, 27 de enero de 2009

EL ESPEJO EN LAS RELACIONES CON LOS DEMAS

Cualquier tipo de energía como es nuestro cuerpo y alma es una reproducción de la energía universal, con variaciones culturales que nos hacen concebir distintas interpretaciones de lo que percibimos.
Esto implica ver todas las cosas del mundo, a todas las personas del mundo, y darnos cuenta de que estamos mirando otra versión de nosotros mismos. Tú y yo somos lo mismo. Todo es lo mismo. Todos somos espejos de los demás y debemos aprender a vernos en el reflejo de las demás personas. A través del espejo de una relación, descubro mi yo no circunscrito. Por esta razón, el desarrollo de las relaciones es la actividad más importante de mi vida. Todo lo que veo a mi alrededor es una expresión de mí mismo.
Las relaciones son una herramienta para el crecimiento espiritual cuya meta última es la unidad en la conciencia. Todos somos inevitablemente parte de la misma conciencia universal, pero los verdaderos avances tienen lugar cuando empezamos a reconocer esa conexión en nuestra vida cotidiana.Las relaciones son una de las maneras más efectivas para alcanzar la unidad en la conciencia, porque siempre estamos envueltos en relaciones. Piensa en la red de relaciones que mantienes: padres, hijos, amigos, compañeros de trabajo, relaciones amorosas. Todas son, en esencia, experiencias espirituales. Cuando estás enamorado, tienes una sensación de atemporalidad. En ese momento, estás en paz con la incertidumbre. Te sientes en el cielo, pero vulnerable; sientes cercanía pero también desprotección. Estás transformándote, cambiando, pero sin miedo, por la fuerza del amor, por la expansión que sientes a nivel interno al contactar con el sentimiento del amor. Ésa es una experiencia espiritual. A través del espejo de las relaciones, de cada una de ellas, descubrimos estados prolongados de conciencia. Tanto aquellos a quienes amamos como aquellos por quienes sentimos rechazo, son espejos de nosotros. ¿Hacia quienes nos sentimos atraídos? Hacia las personas que tienen características similares a las nuestras, pero eso no es todo. Queremos estar en su compañía porque subconscientemente sentimos que al hacerlo, nosotros podemos manifestar más de esas características. Del mismo modo, sentimos rechazo hacia las personas que nos reflejan las características que negamos en nosotros. Si sientes una fuerte reacción negativa hacia alguien, puedes estar seguro de que tú y esa persona tienen características en común, características que no estás dispuesto a aceptar, ya que representan tus sombras . Cuando reconocemos que podemos vernos en los demás, cada relación se convierte en una herramienta para evolución de nuestra conciencia. Gracias a esta evolución experimentamos estados extendidos de conciencia. La próxima vez que te sientas atraído por alguien, pregúntate qué te atrajo. ¿Su belleza, gracia, elegancia, autoridad, poder o inteligencia? Cualquier cosa que haya sido, sé consciente de que esa característica también florece en ti. Si prestas atención a esos sentimientos podrás iniciar el proceso de convertirte en ti más plenamente.Lo mismo se aplica a las personas hacia las que sientes rechazo. Al adoptar más plenamente tu verdadero yo, debes comprender y aceptar tus características menos atractivas. La naturaleza esencial del Universo es la coexistencia de valores opuestos. No puedes ser valeroso si no tienes a un cobarde en tu interior; no puedes ser generoso si no tienes a un tacaño; no puedes ser virtuoso si no tienes la capacidad para actuar con maldad. Nos engañamos parte de la vida negando este lado oscuro de sombra y terminamos proyectando esas características oscuras en quienes nos rodean. ¿Has conocido personas que atraigan a su vida a los sujetos equivocados? Normalmente, aquéllas no comprenden por qué les sucede esto una y otra vez, año tras año. No es que atraigan esa oscuridad; es que no están dispuestas a aprobarlas en sus propias vidas.
Un encuentro con una persona que no te agrada es una oportunidad para aceptar la paradoja de la coexistencia de los opuestos; de descubrir una nueva faceta de ti. Es otro paso a favor del desarrollo de tu ser espiritual. Las personas luminosas aceptan todo su potencial de luz y oscuridad.
Si estás con alguien que reconoce y aprueba sus rasgos negativos, nunca te sientes juzgado. Esto sólo ocurre cuando las personas ven el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto, como características externas.Cuando estamos dispuestos a aceptar la Luz y la Oscuridad de nuestro ser, entonces comenzamos la sanación en nosotros y en los demás. Todo lo que existe en algún lugar del mundo también existe en nosotros. Cuando aceptamos esos distintos aspectos de nuestro ser, reconocemos nuestra conexión con la conciencia universal y expandimos nuestra conciencia personal. Los rasgos que distinguimos más claramente en los demás están presentes en nosotros. Cuando seamos capaces de ver en el espejo de las relaciones, podremos empezar a ver nuestro ser completo. Es preciso estar en paz con nuestra dualidad, y reconciliarnos con los aspectos de nosotros. Necesitamos reconocer, en un nivel profundo, que tener características negativas no significa que seamos imperfectos. Nadie tiene exclusivamente características positivas. La existencia de rasgos negativos sólo significa que estamos completos; gracias a esa totalidad, podemos acceder más fácilmente a nuestro ser universal, no circunscrito.
Cuando te identifiques con los demás, será mucho más fácil establecer contacto con ellos y, a través de esa conexión, descubrir la conciencia de la unidad. EL ESPEJO en las relaciones tiene este maravilloso efecto sanador, aprovechalo, integralo y amalo.

Para mis compañeros de Qi Gong.

4 comentarios:

CIS dijo...

Felicitaciones, amiga Concha, por tu artículo que aporta tanta claridad. Coincido plenamente con los criterios expresados, pero al nombrarlos tú, recordé algunos tapados en mi memoria por la incidencia siempre aparentemente urgente de la cotidianidad; y, lo mejor que me han dejado tus palabras, ese recuerdo orientó la toma de algunas decisiones que me preocupaban y ahora "ya" están resueltas. Te lo agradezco mucho y te envío un cordial saludo desde Buenos Aires.

Anónimo dijo...

Es certero y veraz. Gracias por sus aportaciones.

Anónimo dijo...

Hola. Gracias por este espacio. Personalmente recomiendo la lectura de un libro que tiene vida, lleno de energía y consciencia. Explica el funcionamiento de la mente, y el apasionante viaje que el autor ha realizado para experimentar un cambio interior bello y profundo. El libro se titula "Viaje a la Divinidad-Muerte en vida". Nos explica y cuenta las experiencias en el silencio, soledad física (que no interior), meditaciones, contacto con distintas energías o Consciencias y las trampas que la mente origina en cada proceso. Es un texto revelador e importante el mensaje que trasmite. Se puede ver información en cualquier buscador, o en el sitio de Internet que he puesto.

http://viaje-a-la-divinidad.lacoctelera.net/

Es una lectura trasformadora. El libro puede ser para muchos el detonante para el comienzo de un despertar o la continuación al mismo, con consciencia de las estrategias mentales y así fluir conscientemente con la vida.
Que disfrutéis.

Rosa Maria Plana dijo...

Hola, NUNC

He entrado en tu blog y el contenido me pide un tiempo que quiero invertir con un poco de margen. El libro tiene muy buena pinta. Espero contactar pronto contigo. Gracias por visitar nuestro blog y decidirte a escribir.
Un abrazo muy fuerte